El  calambre muscular es una contracción involuntaria y dolorosa de un músculo o conjunto de músculos, que se resuelve de forma espontánea y suele duran unos segundos o pocos minutos. Afectan a la población en general, aunque son especialmente comunes en ancianos, mujeres embarazadas, personas con patologías en las motoneuronas, y deportistas.

Síntomas​

El dolor y los espasmos del músculo son los principales síntomas. Esto suele remitir en cuestión de segundos o de minutos. No obstante, en ocasiones puede continuar durante más de 15 minutos. El músculo puede estar sensible durante las 24 horas posteriores al calambre inicial.

Etiología​:

Un calambre puede deberse  a:

  • Fatiga Muscular
  • Ejercicio más fuerte de lo normal.
  • Deshidratación
  • Embarazo
  • Enfermedades endocrinas (hipotiroidismo, diabetes mellitus)
  • Al agotarse los depósitos de magnesio o calcio
  • Anomalías metabólicas
  • Insuficiencia renal
  • El consumo de algunos medicamentos.
  • Enfermedades vasculares

Además de estas causas, encontramos también en algunos casos un componente genético, como en el caso del síndrome de calambres nocturnos familiar, o los llamados calambres musculares esenciales, que son benignos y se desconoce su causa.

Fisiopatología​

La causa exacta de los calambres musculares, según lo que apuntan los estudios más recientes, sería de origen neural, debido a una hiperactividad de la placa motora provocada por el aumento de frecuencia de los potenciales de acción, lo que sucedería por ejemplo, al realizar ejercicio físico.

Aunque los estudios en este aspecto son poco concluyentes, se cree que otros factores que podrían influir en la aparición de calambres serían la deshidratación o la falta de irrigación en los músculos afectados.

Tipos de calambres

  1. Calambres ordinarios:​ es la forma más frecuente y ocurre en personas sanas y durante el reposo, son frecuentemente nocturnos, asimétricos y afectan principalmente al músculo grastrocnemio y pequeños músculos de la planta del pie y dedos. Afectan con mayor frecuencia a grupos de edad avanzada. Los CO tienen inicio explosivo en un músculo que está en su posición de mayor acortamiento y que se contrae voluntariamente
  2. Calambres y enfermedades de la motoneurona inferior​: Se dan en patologías de las motoneuronas como pueden ser esclerosis lateral amiotrófica, polineuropatía con daño de motoneurona, poliomielitis recuperada, compresión de la raíz nerviosa y muy rara vez por daño de nervio periférico.
  3. Calambres por hemodiálisis:​ Generalmente ocurren en extremidades inferiores y al final de la diálisis; algunas veces preceden a la hipotensión y están asociados con altos niveles de ultrafiltración y gran pérdida de peso durante la diálisis.
  4. Calambres por calor: Las personas con calambres por calor desarrollan en general un duro trabajo muscular a gran temperatura ambiental, transpiran profusamente y reemplazan su pérdida de fluidos. Los músculos afectados son los más usados (mano, hombro, etc). El calambre por calor es insoportablemente doloroso, pudiendo recurrir con frecuencia decreciente después de algunos minutos hasta por algunos días.
  5. Calambres por alteraciones electrolíticas:​ Inducidas por hiponatremia, hipocalcemia o hipomagnesemia.
  6. Calambres inducidos por drogas:​ Se han descrito calambres musculares  secundarios al uso de innumerables drogas, como beta agonistas y como el alcohol.
  7. Causas menos frecuentes de calambres: Como puede ser el síndrome de Isaac, mordedura por araña “viuda negra”, en crisis de hipertemia maligna se describen calambres musculares masivos.