¿Qué es la incontinencia fecal?

La incontinencia fecal – también llamada incontinencia anal – es el término usado cuando no se puede controlar la defecación. La deposición (heces/desperdicios) gotea fuera del recto en momentos no deseado – no en un momento planeado para ir al baño. Esta pérdida ocurre con o sin conocimiento. La incontinencia fecal ocurre más a menudo en las mujeres que en los hombres y también es una incidencia común en los ancianos.

El término incontinencia fecal se usa si ocurre cualquiera de las siguientes situaciones:

    La deposición se escapa cuando tienes gases

    La deposición se escapa debido a actividad física/ esfuerzos de la vida diaria

    Una persona puede “sentir que él/ella tiene que ir” y no pueda ser capaz de llegar al baño a tiempo

    Se ve deposición en la ropa interior después de ir a defecar de manera normal

    Hay una pérdida completa de control intestinal

¿Porqué ocurre la incontinencia fecal?

Hay varios factores que afectan la continencia de las deposiciones o la habilidad de controlar las defecaciones:

    Los músculos en el recto y en el ano (las dos últimas secciones de los intestinos) deben de estar funcionando debidamente.

    El recto debe de ser capaz de estirarse para sujetar la deposición. Debe de haber una “sensación rectal” para proporcionar avisos de la necesidad de ir a defecar. Cuando funciona adecuadamente, esto significa que una persona tiene la sensación de que es el momento de ir al baño.

    Los músculos del ano, que se llaman esfínter, tienen que tener la capacidad de apretar el ano hasta que se cierre. Si estos músculos no están funcionando bien, la deposición puede salir inesperadamente.

    La persona no tiene la habilidad física o mental como para “reconocer la señal” que dice que es el momento para ir al baño a defecar, o la movilidad física para alcanzar el baño.

    Las deposiciones son muy líquidas o explosivas, o ambas cosas.

Si cualquiera de estas funciones del cuerpo no funcionan adecuadamente, ocurre la incontinencia fecal.

¿Qué es la incontinencia fecal?

La incontinencia fecal – también llamada incontinencia anal – es el término usado cuando no se puede controlar la defecación. La deposición (heces/desperdicios) gotea fuera del recto en momentos no deseado – no en un momento planeado para ir al baño. Esta pérdida ocurre con o sin conocimiento. La incontinencia fecal ocurre más a menudo en las mujeres que en los hombres y también es una incidencia común en los ancianos.

El término incontinencia fecal se usa si ocurre cualquiera de las siguientes situaciones:

    La deposición se escapa cuando tienes gases

    La deposición se escapa debido a actividad física/ esfuerzos de la vida diaria

    Una persona puede “sentir que él/ella tiene que ir” y no pueda ser capaz de llegar al baño a tiempo

    Se ve deposición en la ropa interior después de ir a defecar de manera normal

    Hay una pérdida completa de control intestinal

¿Porqué ocurre la incontinencia fecal?

Hay varios factores que afectan la continencia de las deposiciones o la habilidad de controlar las defecaciones:

    Los músculos en el recto y en el ano (las dos últimas secciones de los intestinos) deben de estar funcionando debidamente.

    El recto debe de ser capaz de estirarse para sujetar la deposición. Debe de haber una “sensación rectal” para proporcionar avisos de la necesidad de ir a defecar. Cuando funciona adecuadamente, esto significa que una persona tiene la sensación de que es el momento de ir al baño.

    Los músculos del ano, que se llaman esfínter, tienen que tener la capacidad de apretar el ano hasta que se cierre. Si estos músculos no están funcionando bien, la deposición puede salir inesperadamente.

    La persona no tiene la habilidad física o mental como para “reconocer la señal” que dice que es el momento para ir al baño a defecar, o la movilidad física para alcanzar el baño.

    Las deposiciones son muy líquidas o explosivas, o ambas cosas.

Si cualquiera de estas funciones del cuerpo no funcionan adecuadamente, ocurre la incontinencia fecal.