La tendinopatía de hombro es una dolencia muy común y corriente hoy en día, nuestros hábitos de vida y ciertas actividades repetitivas que desempeñamos con los brazos levantados son acciones que favorecen la aparición de esta dolencia. En este artículo me propongo analizar esta frecuente lesión aportando mi visión sobre causas y el tratamiento que debe ser aplicado para la correcta solución de este problema.

¿Qué es una tendinopatía?

La tendinopatía es un trastorno musculoesquelético que se presenta con la inflamación crónica de un tendón, es decir, durante un largo periodo de tiempo, generando como consecuencia la dificultad de realizar movimientos y por ende, la disminución de la funcionalidad de la zona.
Esta inflamación se genera producto a movimientos repetitivos que generan micro ruturas que con el tiempo provocarán la inflamación de una o varias estructuras tendinosas, en donde unas de las más frecuentes es la tendinopatía del hombro de la cual se explicarán aspectos fundamentales con detalle a continuación.
Síntomas:

Las tendinopatías presentan como síntomas principales

  • Dolor e inflamación de las estructuras tendinosas.
  • Pérdida de la movilidad y como consecuencia disminución de la funcionalidad
  • Alteración de la sensibilidad.
  • Dolor a los movimientos.

¿Cómo se producen las mayoría de tendinopatías del hombro relacionados con el manguito de los rotadores?

El hombro es especialmente propenso a padecer lesiones por varios factores:

  1. Hay un gran complejo tendinoso alojado en un reducido espacio delimitando por el arco coraco-acromial que debe satisfacer las variadas demandas de movilidad que tiene esta articulación.
  2. Se trata de un complejo articular con un gran arco de movilidad, por lo tanto necesita satisfacer dos requisitos indispensables aparentemente contrapuestos, movilidad y estabilidad articular.
  3. El aporte sanguíneo a la unidad músculo-tendinosa es escaso y empeora con la edad, lo que puede llegar a dificultar el aporte sanguíneo a la zona cuando se ve sometida a estrés físico constante, por lo que los mecanismos auto-reparadores pueden verse sobrepasados por los microtraumatismos y el trabajo cotidiano.

En términos generales podemos decir que el grueso de patología del hombro esta relacionado por lo que comúnmente se denomina “lesiones por micro traumatismo”. Esto sencillamente quiere decir, que la lesión viene derivada por la pequeña pero constate y repetitiva compresión, roce o cizallamiento de los tendones que constituyen el manguito de los rotadores, contra estructuras óseas o ligamentosas mas duras y rígidas.

Esta tendencia del hombro para lesionarse se ve aumentada por el descentraje que sufre esta articulación, y que se puede evaluar con una correcta exploración en la mayoría de problemas de hombro. Dicho descentraje esta provocado por  el desequilibrio de las fuerzas musculares que actúan sobre el hombro, lo que genera una pequeña incongruencia articular y una disminución del espacio delimitando por el arco coraco-acromial por donde pasa el tendón supraespinoso.

Esta es la causa biomecánica, explicada a grandes rasgos, por la cual, se acaban generando la gran mayoría de patología del hombro que se puede ver en consulta. Según las características personales del individuo puede sobreañadirse otrosproblemas como  bursitis, tendinopatía del tendón largo del bíceps, e incluso en los casos más complicados, capsulitis retráctil y hombros congelados.

Una vez explicado esto la pregunta que realmente nos debemos hacer es….
Ver artículo recomendado: LESIÓN DE HOMBRO: TENDINOPATÍA DEL SUPRAESPINOSO. ¿QUÉ ES? CAUSAS, EJERCICIOS Y TRATAMIENTO.

¿Cuáles son las causas del desequilibrio muscular?

Lo más adecuado, en este punto es preguntarse por qué se ha generado este desequilibrio muscular que ha propiciado el descentraje de la cabeza humeral, la consecuente incongruencia articular, y por ultimo, el pinzamiento e inflamación del tendón supraespinoso y de la porción larga del bíceps..

Esta es la pregunta que todo fisioterapéu

tica debiera hacerse, ya que está ahí la clave para que podamos tratar el problema no sólo desde un punto de vista focal y centrado en la lesión, sino desde una perspectiva más global y extensa.

Para analizar las causas de muchas de estas lesiones debemos  evaluar y tratar la columna cervical, y las influencias metabólicas y viscerales que puedan estar detrás de estas alteraciones cervicales y de los hombros, concretamente la alteración del hígado que repercute sobre el hombro derecho y la alteración de la vesícula biliar y el estómago que repercuten sobre el hombro izquierdo.

¿Cuál es el tratamiento más recomendado?

Por un lado, se centrará en tratar de mitigar las consecuencias directas de la inflamación y el proceso degenerativo articular, mediante terapia física aplicada en la zona lesional.

El tratamiento manual local esta basado en diferentes técnicas, una de las más utilizadas es la aplicación de masaje transverso profundo tipo Cyriax en el tendón del músculo supraespinoso y de otros tendones del manguito rotador. (Tecnica Cyriax ¿En qué consiste?)  Esta y otras técnicas focalizadas en la región dolorosa como la fibrólisis diacutánea , están encaminadas a intentar mejorar la vascularización de la zona, generando una re-agudización para estimular los mecanismos de reparación fisiológicos.

Además de el masaje de tejido conjuntivo, podemos añadir otras técnicas encaminadas a intentar recentrar el hombro en su espacio articular. Para esto el fisioterapeuta debe escoger la técnica que mejor maneje o con la que más cómodo se sienta, Sohier, Osteopatía, la cual debe acompañarse de trabajo muscular para mantener la cabeza humeral en su correcto espacio.

Por otro lado, como he dicho anteriormente, la clave del éxito, estará en conseguir restablecer el equilibrio biomecánico perdido tratando zonas más alejadas de la lesión pero que tienen que ver mas directamente con la génesis de la misma:

Tratar la columna cervical:

Podemos observar cómo en la gran mayoría de casos de patología de hombro derecho hay una afectación variable de la columna cervical generalmente del mismo lado, bloqueos articulares, que afectan al movilidad cervical, la compresión ligera pero constante del plexo cervical a su paso por el estrecho de los escalenos por aumento de tono de los mismos, presión en las raíces nerviosas a su salida por los agujeros de conjunción por protusiones o herniaciones discales que sensibilizan estructuras nerviosas periféricas pueden estar detrás del desequilibrio muscular que desencadena la patología de hombro. Por lo tanto es fundamental centrar parte de nuestro tratamiento en la evaluación de estas causa y en el tratamiento de las mismas para intentar dar movilidad y mejorar la mecánica articular.

Tratar la musculatura peri-articular:

Es imprescindible tratar de manea adecuada tanto la unidad musculotendinosa que padece la inflamación, (en este caso el manguito de los rotadores) como otros músculos relacionados que aunque no están directamente  implicados dentro de dicha unidad muscular  ayudan a provocar un descentraje anterior de la cabeza del humero y por lo tanto estrechan el espacio coracoacromial.

Tratar las disfunciones viscerales:

En el caso de la patología de hombro derecho por tendinopatias del manguito rotador es fundamental tomar una perspectiva global de la lesión y estudiar  la implicación de eventuales disfunciones viscerales; En el caso del hombro derecho muy frecuentemente relacionadas con el Hígado.
En términos generales hay tres causas por las cuales el hígado puede estar involucrado en e la génesis de este desequilibrio muscular que desemboca en la patología del manguito rotador.

  1. Como sabemos el hígado es el órgano detoxificador por excelencia del organismo, entre otras muchas cosas es el órgano encargado de metabolizar y eliminar las toxinas y desechos generados por nuestra actividad metabólica, cuando este órgano no es capaz de realizar su función correctamente, nuestro sistema conjuntivo, especialmente en el hombro derecho, es más susceptible de inflamarse por acumulo de micro-cristales.
  2. El Hígado en disfunción provoca una aumento de tono de la musculatura interescapualar derecha y facilita la rigidez y  bloqueo de ciertos segmentos vertebrales, dicha hipo-movilidad puede derivar en una hipermoviilidad cervical alterando raices nerviosas que participan en la formación de problemas de hombro derecho.
  3. Por último, el Hígado en disfunción puede estar relacionado con el aumento de tono de ciertos músculos que contribuyen a descentrar la cabeza del humero con respeto a la cavidad glenoidea, como son el aumento de tensión del pectoral menor y mayor.

Para terminar os emplazo a visualizar este revelador vídeo donde aprenderéis qué causas  pueden estar detrás de este tipo de tendinopatías de hombro derecho, y qué tratamiento alternativo se recomienda para solucionar esta común y a veces rebelde dolencia.